contacto@bumbit.cl | +56 9 3506 0916

Estimulación del bebé

Estimulación del bebé

Durante los primeros años de vida los seres humanos aprendemos habilidades básicas como hablar, caminar, y comer. Pero es también durante estos años cuando nuestro cerebro aprende con mayor rapidez y se desarrolla a pasos agigantados. Los primeros cinco años son de suma importancia para el desarrollo físico e intelectual de los pequeños, y la mejor forma de apoyar a nuestros pequeños durante este proceso es mediante la estimulación temprana.

La estimulación temprana es una serie de actividades diseñadas con sustento científico para alcanzar el máximo desarrollo de las capacidades intelectuales, físicas, y sociales de los niños durante su primera infancia. En un comienzo la estimulación temprana tenía como finalidad apoyar a pequeños prematuros o con dificultades de desarrollo a alcanzar su máximo potencial. Sin embargo, pronto se descubrió que los beneficios podrían extenderse a cualquier niño independientemente de su nivel de desarrollo.

Los beneficios de la estimulación temprana van más allá de cuestiones cognitivas y físicas, ya que mediante ciertas actividades se puede estimular el desarrollo de la inteligencia emocional, y habilidades sociales. A continuación, te contamos más acerca de los beneficios, actividades, y recomendaciones de la estimulación temprana.

Recomendaciones.

Busca el momento adecuado. La estimulación del bebé se debe llevar a cabo cuando el pequeño se encuentra tranquilo, sin hambre y sin sueño. Esos momentos son valiosos porque potenciarás el aprendizaje.

Hecha a andar tu imaginación. Aunque la estimulación temprana suena a juguetes y clases costosas, la realidad es que si somos lo suficientemente creativos y observadores encontraremos un doble uso para objetos comunes. El agua, las piedras, las hojas de los árboles, e incluso la arena pueden ser ideales para actividades de estimulación.

Estimula jugando. La mejor manera de enseñar a un pequeño es a través del juego, una actividad educativa y entretenida te garantizará la atención del bebé. Trata de ser creativo e idear nuevas actividades cada día para mantener el interés del bebé.

Aprender del día a día. La estimulación se trata de encontrar oportunidades de aprendizaje y exploración en la cotidianeidad, no de establecer un riguroso horario para el juego. Puedes aprovechar la hora de leer un cuento, para hablar sobre las emociones. Mientras dan un paseo por la calle o el parque pueden conversar sobre valores o sentimientos. Para un bebé una salida al parque puede ser la oportunidad perfecta de sentir nuevas texturas al tocar el césped, la tierra, la arena.

Tomar en cuenta la individualidad. Cada niño lleva un paso y un camino únicos, no debemos comparar entre niños de la misma edad ni tratar de que alcancen ciertos hitos a determinado momento. Todas las actividades que realicemos deberán ser individualizadas y modificarse de acuerdo con el desarrollo y las necesidades del pequeño.

Beneficios.

  • Fortalece los lazos afectivos entre padres y bebé.
  • Estimula la capacidad de concentración, creatividad, y memoria.
  • Motiva a los pequeños a valorar el aprendizaje.
  • Estimula la curiosidad, la sensibilidad, la inteligencia, y el desarrollo del cerebro.
  • Ayuda a desarrollar habilidades sociales.
  • Aumenta la confianza y la seguridad de los pequeños al saberse capaces de realizar nuevas actividades.
  • Estimula el aprendizaje psicomotor.
  • Fortalece los músculos y ayuda a desarrollar habilidades de motricidad fina y gruesa.
  • Favorece la autonomía.
  • Ayuda a detectar y mejorar trastornos del desarrollo y el habla.

¿Cuándo y cómo iniciar la estimulación del bebé?

La estimulación temprana como su nombre lo indica entre más temprano mejor, por lo que desde el nacimiento se pueden establecer algunas actividades para que el bebé vaya poco a poco desarrollando nuevas habilidades.

Recordemos que la estimulación se debe llevar a cabo respetando las horas de sueño del bebé, evitar realizarlas si tiene hambre, y durante periodos cortos, ya que la sobre estimulación podría ser contraproducente. Por último, no hay necesidad de hacerlo diario, puede realizarse tres veces por semana.

Ahora veamos algunos ejemplos de las actividades ideales para los primeros tres meses de vida.

  • Acostarlo boca arriba y gentilmente extender sus piernas, después encogerlas y repetirlo por unos segundos.
  • Boca arriba en una superficie firme y cómoda colocarle juguetes llamativos o con sonido a los costados para incentivar el movimiento lateral de su cabeza y cuerpo.
  • Colocar juguetes de colores o con sonidos colgados en su cuna para que los observe, siempre con supervisión y retirándolos al final de la actividad para dejar nuevamente libre el espacio a la hora de dormir.
  • Reproduce música clásica o canciones divertidas a la hora de jugar, las rimas y los juegos son ideales para mantener su atención.

Actividades para estimular a niños de 2 a 3 años. A partir de esta edad las necesidades y habilidades de nuestros pequeños serán mayores, por lo que debemos utilizar nuestra creatividad para estimular su desarrollo.

  • Lectura de cuentos, recuerda hacerlos interesantes con sonidos, voces, y personificaciones. Otra opción es inventar sus propias historias, no hay una actividad que incentive más el uso de la imaginación que contar sus propios cuentos.
  • Pintura con acuarelas, ya sea con las manos o utilizando pinceles sobre una hoja de papel. Esta actividad estimulará las habilidades de coordinación, motricidad gruesa si se realiza con las manos y motricidad fina con pincel.
  • Arroz teñido, toma un paquete de arroz y tíñelo con colorantes comestibles. Colócalo en una bandeja y esconde pequeños juguetes o imágenes impresas en cartón. A través de esta actividad estimularás el sentido del tacto y la vista.
  • Dibuja las emociones, en una hoja de papel dibuja un par de ojos y en otras dibuja bocas con distintas expresiones como una sonrisa, una mueca de enojo, otra de tristeza. Pregunta a tu pequeño cuál corresponde a cada emoción y aprovecha el momento para conversar acerca de lo que siente cuando se molesta por alguna razón, y que palabras puede utilizar para expresar su enojo, frustración, o tristeza.

Estos son solo algunos ejemplos básicos de las muchas actividades que puedes realizar para estimular el aprendizaje, la imaginación, y la autonomía de tu pequeño. Pero existen momentos en los cuales puedes incorporar un aprendizaje, aunque no haya sido una actividad planeada, al cocinar puedes pedir su ayuda para batir, contar, limpiar, todo suma y fortalece las habilidades del bebé o niño.

Referencias.

https://gabinetecreciendo.com/que-es-la-estimulacion-temprana-y-sus-beneficios/

https://www.mustela.es/blogs/mustela-mag/estimulacion-temprana-en-bebes-de-0-3-meses

https://www.parabebes.com/actividades-de-estimulacion-para-ninos-de-2-a-3-anos-5019.html

https://www.unir.net/educacion/revista/estimulacion-temprana/

Artículos Destacados

Suscríbete a nuestra comunidad y recibe nuestras novedades y ofertas exclusivas.